Pez Mandarín

Pez Mandarín

Pez Mandarín
Pez Mandarín

El mandarín o también llamado dragonet

es uno de los peces más bellos del mundo, tiene especie de plumas como aletas y colores tan vibrantes que parecen fosforescentes.

Habita en el norte Australia y le encanta mimetizarse con los arrecifes del entorno, en una amistosa competencia por quien es mejor parecido.

Es un pez tropical de pequeño tamaño con carácter tímido, que prefiere aparecer en las noches cuando es el momento de aparearse. Al mandarín le encanta vestirse de azul, aunque los patrones naranjas, amarillos, naranjas, morados y verdes también son de su agrado.

Estos peces pertenecen a la familia Callionymidae o dragoncillos, que cuenta con 10 géneros y más de 182 especies. Los peces mandarín son de pequeño tamaño, alrededor de 6 cm de longitud,  tienen una cabeza ancha, 4 espinas dorsales, no cuentan con espinas anales y los machos de las hembras se diferencian fácilmente ya que los machos son de tamaño considerablemente más grande y tienen una muy alargada espina dorsal. Otra característica definitoria de este pez son sus grandes ojos, perfectamente adaptados para la caza y captura de presas en entornos de poca luz.

Podemos encontrar a estos peces en solitario durante el día, alrededor de los pólipos de coral o escondiéndose en las oquedades del arrecife y es durante la noche cuando aparecen en parejas. Justo antes de que se ponga el sol, de 3 a 5 hembras se dirigen a una zona específica del arrecife donde se inicia un curioso ritual de apareamiento. El macho seleccionado por la hembra se apoya en su aleta pélvica, alinea el vientre con la hembra y juntos se van elevando hasta 1 metro por encima del arrecife. Una vez que están en la cúspide de su ascenso el macho expulsa su esperma y la hembra suelta una nube de huevos que puede llegar hasta los 200. Ambos desaparecen inmediatamente y los huevos fertilizados se encuentran en ese momento a merced de la corriente para, entre 18 y 24 horas después, convertirse en larvas de 1 mm de largo. Durante un período de hasta 2 semanas permanecerán alimentándose de plancton antes de asentarse finalmente en el arrecife donde vivirán durante los próximos 10 a 15 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *